Alicante

Lugares con encanto



Las guías de viaje muchas veces se repiten. Recomiendan los mismos sitios, los mismos restaurantes, las mismas vistas. Resultado: esos sitios están masificados. Mi idea con este artículo es recomendarte sitios con encanto en Alicante que normalmente no se encuentran en todas las guías turísticas. Su condición marítima dota a la ciudad de historia y de una orografía curiosa. Mar y montaña en una misma provincia. Y eso hace que sea fácil encontrar tesoros escondidos en la provincia de Alicante en los que pasar el día.


Lo primero que hay que hacer es consultar los hoteles disponibles en el centro de Alicante, ya que esta será tu base. Si no tienes coche, te sugiero que alquiles uno, ya que será más fácil moverse con uno. Empresas como europcar o avis tienen oficinas en toda España, con fácil recogida desde cualquier lugar. ¡Y con buenas ofertas también si reservas con antelación!


Cuevas del Canelobre, en Busot

A 24 kilómetros del centro de la ciudad, en el pueblo de Busot, puedes convertirte en espeleólogo en las Cuevas del Canelobre. Canelobre (candelabro en valenciano) es el nombre que se le da a las curiosas estalagmitas que la erosión ha formado en el interior de esta caverna natural. El agua ha terminado sacando de la roca no solo candelabros sino dragones, animales y personas. Las Cuevas del Canelobre se usan también como sala de conciertos por su maravillosa acústica. Página web.

Fuentes del Algar

Un recorrido de 1.5 kms que el río Algar forma a su paso por el municipio de Callosa de Ensarriá y que forma presas y saltos de agua en los que bañarse en un entorno de una belleza espectacular por la vegetación que lo rodea. Página web.

Vinalopó

El río Vinalopó nace en la Sierra de Mariola, un sitio ideal para hacer senderismo porque es uno de los paisajes más verdes de Alicante. El valle que recorre está lleno de castillos y fortalezas que nos transportan a una época medieval de la que se conserva gran parte de la historia y la cultura. Si reservas habitación en el Hotel Montepiedra, tendrás un sitio desde el que recorrer la ruta de los castillos del Vinalopó.



El castillo de Petrer, con entrada gratuita, fue construido por los musulmanes y, por ese motivo, tiene una alcazaba, pero aparte te dejará boquiabierto su impresionante torre o sus calabozos. El castillo de Villena del siglo XII o el castillo de Biar, cuya cúpula es una de las más antiguas del mundo occidental, no tienen nada que envidiarle al anterior en magnificencia. Desde la torre del castillo de Bañeres se divisa el valle por completo. Y el castillo de Sax es la auténtica estrella del valle cuando lo iluminan de noche.

                                                        Foto: Flickr

El Vinalopó es también una zona de visita para los amantes del vino porque agrupa a las bodegas más importantes de la provincia: bodega Francisco Gómez, donde además tienes una visita a la Ermita del Fondillón, la bodega Bocopa cuyo vino estrella es el blanco Marina Alta y la bodega Heretat de Cesilia, que usa merlot, cabernet sauvignon y syrah en sus tintos y chardonnay y sauvignon blanco en sus exquisitos vinos blancos.

Los baños de la reina

Cuevas del Canelobre, en Busot